Historia

La Historia del  taller se remonta a 1980. Es importante hacer un recuento de estos 29 años pues no se puede desconocer que el taller  hoy en día, es la resultante de un proceso de investigación, creatividad y diseño.

En 1980 Rosa Claudia termina sus   estudios de dibujo publicitario en la Escuela de Artes y Letras de Bogotá y durante 10 años se  dedica a la pintura de murales infantiles en colegios, consultorios médicos, jardines infantiles y hogares de personas particulares; además de  diseños de logotipos, cambios de imagen corporativa como es el caso de “La Gran Piñata”, para la cual diseña la fachada del almacén de Unicentro que luego se adopta en los diferentes puntos de venta.  Siempre se ha inquietado por  conocer diferentes técnicas de expresión y todo lo relacionado con el desarrollo de la creatividad, por lo cual toma un  curso de Sinéctica y Creatividad con su hermano Francisco Gómez (El Capi) y en paralelo un curso  de Patch work teniendo después la oportunidad de enseñarlo. En 1987 trabaja con Beatriz de Vargas en el diseño de diferentes objetos navideños  habiendo sido sus clientes principales, El Monasterio de Cota y Bogotá, y la decoración  navideña  de KoKoriKo que para ese entonces contaba con 50 puntos de venta. Entre los clientes principales que tuvieron  están; Singer, Carulla y Cia., Cafam y El Tiempo  entre otros.

En 1990 se radica en Tabio y conoce  a Pilar Arjona, ceramista, que empezaba a exportar sus productos a Europa y con quien esperaba incursionar en la cerámica como una nueva herramienta para crear; sin embargo la gran demanda de la cerámica perfumada de Pilar no dio tiempo para la enseñanza y teniendo en cuenta su experiencia en el dibujo de rostros infantiles y caricaturas , tuvo a su cargo la pintura de  todos los muñecos y  manejó el departamento  con un equipo satélite de trabajo .

 En 1994 , Rosa Claudia se asocia con el arquitecto Cesar Cuervo, esposo de Pilar Arjona , para formar la empresa Arce Diseños con la cual integrarían su experiencia en el dibujo, en el manejo de papeles, icopor,  telas, cartones y empaques y la experiencia de Cesar en la madera , la cerámica y  el diseño de maquetas y escenografías;  es así, como Arce diseños tuvo la oportunidad de decorar varios centros comerciales, Stands de ferias, producir regalos corporativos y manejar el diseño constructivo y la elaboración de Expo Taller ( un Taller itinerante que la empresa petrolera B.P. tiene hasta la fecha recorriendo el país y que fue diseñada por el ingeniero Tomás Estévez) .

En 1996 Pilar y Cesar se van de Tabio y la Empresa Arce Diseños se disuelve. A partir de este momento, Rosa Claudia toma  la decisión  de estudiar cerámica con la maestra Margarita Restrepo quién  le proporciona las herramientas conceptuales y los conocimientos prácticos necesarios para  montar su propio taller. Al principio trabaja en una mesa portátil en la cocina de su casa. Gracias a su permanente inquietud por la enseñanza, organiza grupos de alumnos que vienen una vez a la semana, al mismo tiempo comienza a desarrollar sus propios diseños. A partir del cuento “El  Cristo con ruana” – original de su hermano Fancisco J. Gómez ( El Capi )- concibe y da forma en arcilla a la colección  Imágenes con Historia .  

 Al principio no tenia horno para quemar sus piezas y le tocaba llevarlas a Chía donde tenían este servicio, pero por lo menos el 30% de los productos llegaban rotos. Ante esto, su esposo Ramiro Betancur  decide solicitar un préstamo para construir una cabaña en madera, e instalar un horno pequeño y la herramienta necesaria para complementar el trabajo artesanal como son: caladora de madera, taladro, lijas eléctricas, baldes, tablas y mesas. En enero de 1997 el taller ya estaba terminado y la colección imágenes con historia empezó a venderse satisfactoriamente, los alumnos ya tenían un espacio más cómodo y las piezas ya no corrían el riesgo de romperse. Poco a poco y en forma empírica, comenzó a desarrollar sus propias técnicas de elaboración, haciendo ella misma los moldes que se utilizan para las diferentes obras y a diseñar y elaborar piezas de  producción en serie tales como: flores, velas, candelabros, porta retratos, juegos de mesa y otros.

En 1998 Asocentro (asociación de municipios de sabana centro), organizó su primera  muestra  itinerante de artistas y artesanos y  participó con la colección imágenes con historia que para esa fecha ya contaba con 10 esculturas y como su titulo lo dice cada una está acompañada por un cuento corto o por un poema. (todavía estas esculturas siguen siendo el eje principal del taller pues empresas como Nabisco-Fleischman y Marconi Colombia las han comprado para dárselas a sus clientes en navidad).

Dentro de las oportunidades de muestra artesanal el taller expuso  en 5 festivales del torbellino de Tabio, asimismo la administración municipal le ha encargado las placas recordatorias  para las delegaciones asistentes a dicho evento. En 1999 participó en expoartesanías invitada por la Gobernación de Cundinamarca. En octubre y noviembre del 2000 tuvo la oportunidad de exponer la nueva línea del taller:  Cuadros originales tallados en arcilla  sobre marcos de madera.  combinados con esculturas. Dicho evento fue un éxito pues se vendieron la totalidad de las 35 obras originales expuestas de las cuales Marconi Colombia adquirió 19 y le encargo la creación de 20 cuadros adicionales para obsequiar a ejecutivos de compañías multinacionales en varios países de sur América e Inglaterra. A raíz de esto, Rosa Claudia decidió explorar a profundidad la faceta escultórica e inició un proceso de aprendizaje con la maestra escultora colombiana Alicia Tafur.

 

Durante esos 5 primeros años de evolución del taller, además de la parte artística y artesanal, esta la parte pedagógica  y en 1999 surgió la idea de organizar un programa para pequeños artistas, que consiste en  una mañana lúdico campestre donde los niños elaboran una pieza artesanal dirigida y mediante  orientación personalizada aprenden en forma vivencial la aplicación de texturas tomadas de elementos naturales o artificiales. Al principio los grupos de niños eran muy pequeños pero poco a poco se ha hecho conocer el programa manejando un promedio de 80 a 160 niños en una mañana de 5 horas; los niños no solo elaboran la pieza artesanal en arcilla o yeso, sino que paralelo a esto se les ofrece una serie de actividades como son, cantos, recreación, etc. Además la inolvidable experiencia de conocer un taller de cerámica.  

El taller ha desarrollado el diseño de kits artesanales en madera, el programa “Maratón artística”, que consiste en la dirección personalizada de una pieza artesanal, desplazándonos a los colegios y manejando grupos de 250 niños al tiempo; en julio y agosto del 2005, la dueña del taller Rosa Caludia Gómez C.- “Cacaya”– diseñó el programa  “Arte en español para niños” para el instituto Westbury Language Center en New York, en el cual trabajó en el verano del 2005 y 2006 con asesoria presencial.

A raíz del trabajo con los niños y descubrir de forma vivencial la naturaleza creativa de éstos, surge la idea de crear un taller de “Sinéctica y Creatividad para Maestros” en el cual han participado Maestros de diferentes colegios como el Gimnasio Vermont, alumnos de la facultad de educación de la Universidad de la Sabana,  maestros y alumnos de Westbury Language Center en New York  , y grupos de personas interesadas en su crecimiento personal y desarrollo de liderazgo.

El personal del taller es satélite y dependiendo de los pedidos o preparación para los diferentes  eventos el equipo es de 20 personas. En la parte artesanal y de 15  o 35 en los talleres creativos.

En estos 10 años que se cumplen del programa “Pequeño Gran Artista” el taller Cacaya quiere hacer homenaje al trabajo enfocado a la labor social, para lo cual se está trabajando con un grupo de personas ciegas rehabilitadas en el CRAC (Centro de Rehabilitación de Adultos Ciegos)